aliviar sobrecarga muscular en las piernas

La sobrecarga muscular se origina como respuesta a un ejercicio excesivo y sin descanso, es una contracción que no controlas en tus fibras musculares. Además, se puede desarrollar al realizar cualquier otra actividad de forma incorrecta.

A pesar de que no suele ser un problema grave, y que tiene rápida solución, es importante tener en cuenta que genera un dolor intenso, pérdida de fuerza, o en algunas ocasiones la zona afectada puede aumentar su tamaño. Claro está que, todo depende del grado de sobrecarga que se esté presentando.

Para muchos expertos una sobrecarga muscular no significa que sea una lesión, pero que si no es tratada a tiempo puede desarrollar un daño mayor. Por esta razón, ante cualquier sospecha lo más recomendable es acudir a un especialista.

En el caso de la sobrecarga muscular en las piernas, las terapias para aliviar el dolor y sus síntomas son muy sencillas, y las dejamos a continuación:

Estiramientos

La primera forma para aliviar una sobrecarga muscular es realizando estiramientos antes y después de tu entrenamiento. De esta forma, además de disminuir el dolor, la tensión que existe también va desapareciendo.

Recuerda que, el calentamiento se debe realizar antes de iniciar una rutina, y este se debe adaptar de acuerdo al nivel de intensidad que vas a llevar a cabo en el día.

Baños con agua fría

Los baños con agua fría mejoran la circulación sanguínea en todas las partes de tu cuerpo, y después del ejercicio es una de las mejores terapias para aliviar la sobrecarga en las piernas.

Por esto, seguramente en muchas ocasiones ves que algunos deportistas utilizan esta terapia para relajar sus músculos después de un entrenamiento intenso. También ayudas a reducir las contracturas, porque actúa como un antiinflamatorio rápido.

Terapia con calor

Así como funciona el agua fría, el calor también genera algunos cambios en tus músculos, disminuye la tensión, y por lo tanto, alivia también la sobrecarga. Además, obtienes más oxígeno, al mismo tiempo que se desinflaman las piernas.

Consume suplementos alimenticios

La alimentación es uno de los aspectos más importantes cuando comienzas una rutina de ejercicios, por esta razón, debes asegurarte de consumir los alimentos necesarios. Además, puedes agregar algunos suplementos que ayudan a mantener tus músculos en buen estado, y a disminuir la tensión.

También es importante que dentro de tu dieta consumas alimentos ricos en magnesio ya que, es uno de los mejores para disminuir la fatiga de todos los músculos después del ejercicio.

Tómate un descanso

El descanso es muy importante, la planificación de tus rutinas debe ser acorde a tu condición física, pero, también debe tener días de descanso para los grupos musculares. Cuando se presenta la sobrecarga muscular en las piernas, generalmente es porque estás ejercitando excesivamente estos músculos, por lo tanto, la primera recomendación es parar el ejercicio.

Planifica tus entrenamientos

Teniendo en cuenta el criterio anterior, es importante que tu plan de entrenamiento esté enfocado en generarte buenos resultados, en el tiempo que sea necesario. Ejercitar excesivamente las piernas puede dañar tus músculos en lugar de ser algo positivo.

El entrenamiento de piernas debe estar alternado con rutinas de otros grupos musculares, de esta forma, aunque descansen estos músculos igualmente te mantienes haciendo alguna actividad física.

¿Qué lesiones se pueden generar por una sobrecarga muscular?

Como se mencionó anteriormente, si una sobrecarga muscular no es tratada adecuadamente y de forma rápida, lo más seguro es que conlleve a una lesión, y las que mayormente se presentan son las siguientes: