Tomar la decisión de comenzar el gimnasio, muchas veces es algo complicado ya que las personas no tienen el tiempo necesario para dirigirse a otro lugar que no sea su hogar o trabajo. Por esta razón, una de las alternativas es crear tu propio gym dentro de casa, esto no es tan complicado como parece, solo necesitas tener disponible un espacio para las máquinas, y dinero para realizar las compras necesarias.

Además, es una herramienta que día a día te motiva a continuar con tus entrenamientos y lograr los objetivos que deseas.

Beneficios de montar tu gimnasio en casa

  1. No necesitas de tiempo adicional para trasladarte de un lugar a otro. Estando en tu casa, solo debes ir al lugar establecido para el gimnasio, y comenzar con tus rutinas diarias.
  2. Te ahorras la incomodidad de tener que ducharte en los baños del gimnasio. La higiene la realizas cómodamente en tu casa, inmediatamente después de terminar el entrenamiento.
  3. No tienes que esperar largos minutos para utilizar una máquina. Este es uno de los problemas principales que se presenta en los gimnasios, cuando vas a entrenar con alguna herramienta en específico, debes esperar hasta que otra persona deje de utilizarla.
  4. Ahorras el dinero de las mensualidades que debes pagar en el gimnasio. Quizás al comienzo inviertas mucho, pero, las máquinas serán tuyas y las puedes usar en el momento que desees.

Ahora que conoces los beneficios, seguramente estás más entusiasmado en montar tu propio gimnasio, sin embargo, una de las primeras cosas que debes saber es el material que vas a utilizar para no comerte ningún error.

¿Qué necesito para montar un gimnasio en casa?

Lo más importante de montar tu gimnasio en casa, es conocer los materiales que vas a utilizar, no es necesario tener todas las máquinas que las de un establecimiento grande. Con disponer de algunas es suficiente, mientras que funcionen perfectamente.

Además, debes tener en cuenta que existen máquinas especializadas en diferentes ejercicios para activar grupos musculares. Debes incluir las de cardio, fuerza, y cualquier accesorio que cumpla con las funciones del mundo fitness.

Máquinas para entrenar con cardio

Este tipo de máquinas son las primeras que debes adquirir, ya que en la mayoría de los casos el objetivo principal del entrenamiento es quemar calorías, y, así, disminuir el peso corporal. Dependiendo de los resultados que desees, puedes escoger entre cintas de correr, bicicletas elípticas, indoor, o verticales.

Antes de realizar la compra debes asegurarte de que la máquina cumpla con los objetivos que deseas, y en el tiempo establecido. Recuerda que, además de utilizar un entrenamiento, la dieta es muy importante.

Herramientas para las rutinas de fuerza

Además del cardio, también es importante entrenar y fortalecer los diferentes grupos musculares del cuerpo, esto se logra a través de las mancuernas, por ejemplo. Contribuyen al desarrollo de la masa muscular, y también a mantener el equilibrio entre las rutinas de bíceps, tríceps o los hombros.

Sin embargo, las mancuernas no son las únicas herramientas utilizadas para fortalecer los músculos, también, las agarraderas de suelo que funcionan perfectamente para realizar flexiones cómodamente, bandas elásticas, o una comba para los ejercicios que incluyan saltos.

¿Qué accesorios necesito?

Además de lo mencionado anteriormente, también es importante tener algunos accesorios dentro del gimnasio que deseas en tu casa. Con cada uno de ellos puedes realizar diferentes acciones que sin duda alguna mejoran tu estado físico.

Lo mejor de todo es que se adaptan de acuerdo a las necesidades de cada usuario, puedes experimentar diversas actividades a tu ritmo. Estos accesorios son: bandas elásticas, rodillos, pelotas especiales, combas para saltos, esterillas, discos para los entrenamientos de alta intensidad, entre otras cosas.

Incluso, en el momento de comenzar en este mundo fitness, los accesorios son los más recomendados, ya que la fuerza utilizada es la de tu propio cuerpo, y así, puedes irte acostumbrando al entrenamiento.

¿En qué lugares de mi casa puedo montar un gimnasio?

El lugar depende de tu decisión y del espacio que dispongas, sin embargo, para ayudarte a decidir, a continuación, te mostramos algunas ideas.

Dormitorio

A pesar de que para algunos no suele ser una opción, cuando no tienes mucho espacio, colocar tu gimnasio en el dormitorio es una excelente decisión. Claro está, que debes tener en cuenta el tamaño de las máquinas para que la habitación no colapse.

Esta decisión tiene muchos beneficios, por ejemplo, puedes mantener las máquinas en un espacio que las visitas no notarán. Si tienes televisión puedes verla mientras realizas tu entrenamiento.

Si este será el espacio que escojas, puedes colocar una esterilla en la que puedes hacer yoga y practicar todos los estiramientos, una máquina de tu elección para hacer cardio, y algunos accesorios que no ocupen mucho espacio.

Sótano

Cuando se trata de un hogar con más espacio, las máquinas pueden colocarse en el sótano, y establecer esa zona como gimnasio. Es un excelente lugar, ya que los aparatos de entrenamiento se pueden mantener en buenas condiciones y aumentan su duración.

Además, puedes adquirir máquinas con un tamaño mayor y obtener mejores resultados en tus entrenamientos. Y te puedes concentrar en toda la actividad que estás realizando sin tener ninguna distracción.

Te recomendamos colocar entre una o dos máquinas de cardio, pueden ser bicicletas; máquinas de fuerza, y agregar todos los accesorios que sean necesarios para completar con el entrenamiento físico.