spinning-engorda-pierna

Cuando entras en el mundo de los entrenamientos, siempre se presentan muchas dudas, esto por la falta de conocimiento o los consejos que escuchas de otras personas. Una de las preguntas que surge es Spinning engorda las piernas. ¿Es un falso mito? Y así como esta, muchas otras que te ayudaremos a responder.

Mitos o realidades del Spinning

Los mitos y creencias en el mundo del fitness son muy comunes, ya que los resultados dependen del esfuerzo y dedicación de cada una de las personas, además, de escoger las rutinas acordes según sus necesidades y habilidades.

¿Engordan las piernas?

Uno de los principales mitos, es que las piernas aumentan su grosor cuando realizas un entrenamiento intenso de spinning, sin embargo, esto solo es una creencia. El spinning es una de las mejores rutinas que puedes incluir en tu vida, y el resultado que obtienes en tus piernas debe depender también de la alimentación.

Entonces, la finalidad del spinning, es aumentar la masa muscular de tus piernas, pero sin exagerar, esto no quiere decir que van a engordar. El aspecto que vas a notar es un músculo más formado, y equilibrado de acuerdo a tu cuerpo.

En cada una de las sesiones de spinning, lo que se busca principalmente es que el músculo se fortalezca, se elimine toda la grasa que existe en exceso, y, además, tus piernas mejoren la forma que tienen, otorgándole un aspecto tonificado.

Quizás, muchas personas a simple vista tienen la creencia de que las piernas engordan, sin embargo, esto es solo un efecto óptico que genera la tonificación. Así que, en este punto podemos concluir que el spinning, NO engordará tus piernas, solo es un mito.

¿Solo las personas con sobrepeso pueden practicar spinning?

Cualquier persona que se encuentre en capacidad de realizar entrenamientos intensos, puede practicar spinning. Su peso, no es una característica que deba influir en este tipo de ejercicio, esta creencia se tiene debido a que la mayor parte del tiempo se observan usuarios con sobrepeso realizando la rutina; sin embargo, es apto para cualquiera, mientras respete su ritmo y no se sobrecargue.

No olvides que, para obtener mejores resultados, debes combinar este entrenamiento intenso con una buena alimentación.

¿El spinning es solo un ejercicio para piernas?

A pesar de que, el tren inferior de tu cuerpo es el que recibe mayor intensidad y fuerza, el spinning es un entrenamiento que funciona para diversos músculos. Esto debido, a que puedes ejercitar los brazos, glúteos, abdomen, e incluso un poco de espalda, lo mejor de todo es que es una de las rutinas que más beneficios tiene para el sistema cardiovascular, ya que, debes mantener un ritmo constante.

Entonces, si deseas ejercitar todo tu cuerpo, el spinning es una de las mejores opciones que tienes dentro del gimnasio, o en tu casa si dispones de la bicicleta especial para este entrenamiento.

¿Puedo dañar mis articulaciones realizando spinning?

Es un mito, tiene que ver con las características adecuadas de la bicicleta para spinning, y de las técnicas utilizadas por el usuario. Si eres una persona que no está acostumbrada a ejercicios intensos, no es recomendable comenzar con este tipo de entrenamiento, la preparación debe ser progresiva para evitar lesiones.

Otro aspecto que influye en el daño de las articulaciones, es que, muchas veces en los gimnasios existe un solo modelo de bicicleta para spinning, y el tamaño de los usuarios no se puede adaptar correctamente a las mismas, y, por lo tanto, deben hacer un mayor esfuerzo en cada movimiento.

¿No debo cambiar de posición al ser principiante?

A pesar de ser una persona que está iniciando en este mundo, no cambiar de posición mientras te encuentras en la bicicleta, es un mito. Esto debido a que, debes ir acostumbrándote al ritmo que se mantiene durante el entrenamiento de spinning, sin embargo, esto no quiere decir que debes sobrepasar tu capacidad, ya que, el resultado puede ser negativo.

Cuando estás comenzando con este tipo de entrenamiento tan intenso, lo más recomendable es que vayas realizando todos los cambios de posición, a un ritmo que puedas soportar para no generar ningún daño en tu cuerpo, o lesión irreparable.