errores-hacer-cinta-correr

Ingresar al mundo fitness es una de las mejores decisiones que puedes tomar, además ejercitarte te genera muchos beneficios físicos y mentales. Incluso, de acuerdo a los expertos, correr es uno de los mejores ejercicios, ya que logras tener un entrenamiento completo en todos los músculos de tu cuerpo, y mejoras tu sistema circulatorio.

Pero, como correr requiere de algunos minutos al día y de encontrar el lugar adecuado para esto, muchas veces lo más recomendable es comprar una cinta de correr, ya que la puedes colocar en cualquier habitación de tu casa sin que interrumpas la comodidad de los demás miembros de la familia.

A pesar de que utilizar la cinta de correr o andar parece ser un entrenamiento sencillo y fácil de hacer, algunas personas cometen errores.

Aunque puedas creer que, unos cuantos errores no cambian el ejercicio, no es así, de hecho mientras más equivocaciones tengas menores serán los resultados, o incluso puedes causarte grandes lesiones en los músculos. Por esto a continuación, te mencionamos los más comunes, para que así evites cometerlos.

No establecer el plan de entrenamiento

Este es el principal error que se comete, y es que, generalmente cuando comienzas a realizar tu entrenamiento no tienes grandes conocimientos del tema, por esto, se recomienda solicitar la asesoría de un experto.

Si todos los días haces la misma rutina, lo primero que pasará es que no vas a observar cambios en tu cuerpo, esto debido a que cada grupo muscular se acostumbra a los ejercicios y no logras quemar las calorías que deseas.

Recuerda que, tampoco tiene que ser un entrenamiento de todos los días, la cinta de correr puedes utilizarla varias veces a la semana, pero respetando los tiempos de descanso para que los músculos se recuperen.

No utilizar zapatos cómodos

Aunque parezca ser un aspecto con poca importancia, no es así, los zapatos son uno de los primeros elementos que debes tener en cuenta cuando comienzas a utilizar la cinta de correr, y al realizar cualquier otro entrenamiento.

Es un error muy común, porque en la mayoría de los casos las cintas de correr se encuentran dentro de la casa, y por esta razón, muchas personas creen que no deben utilizar zapatos al ejercitarse. Sin embargo, aún cuando estés haciendo tu rutina dentro de tu hogar, todas las articulaciones de tu cuerpo necesitan de un buen soporte en cada uno de los movimientos.

Incluso los zapatos son tan importantes que utilizando los correctos puedes evitar que se genere cualquier lesión en los dedos, por ejemplo. Lo más recomendable es que aún cuando te encuentres en la cinta de correr busques los zapatos que usas cuando vas a salir a entrenar al aire libre.

Posición incorrecta al usar la cinta de correr

Cuando se trata de la posición para entrenar, debes tener en cuenta que con la correcta no solo vas a obtener los resultados que deseas, sino que también te ayuda a disminuir el riesgo de que existan lesiones.

Si tienes una posición incorrecta el peso de tu cuerpo puede caer en un solo punto, haciendo que por ejemplo, las rodillas reciban una mayor presión hasta lesionarse.

No descansar lo necesario

Si quieres obtener buenos resultados es normal que quieras entrenar constantemente, sin embargo, no te puedes olvidar de descansar, ya que, de lo contrario en lugar de tener beneficios en tu cuerpo puedes causar daños en las articulaciones.

Dependiendo de la intensidad con la entrenas puedes ejercitarte utilizando la cinta de correr hasta tres veces a la semana. Sin embargo, esto depende también de la capacidad que tengas y de tus necesidades.

Sujetarte de las barandas

Para muchos usuarios esta acción puede convertirse en un error, mientras que para otros no. Todo depende de la forma en la que decidas utilizar la cinta de correr y tus objetivos, en el caso de que te encuentres en óptimas condiciones puedes elevar un poco la cinta de correr y sujetarte de las barandas de seguridad.

Pero, si la cinta de correr te está ayudando como un entrenamiento de rehabilitación para mantener una posición en donde tu espalda tenga mayor estabilidad, sería un error sujetarte de las barandas.

No tomar suficiente líquido

Al realizar un entrenamiento con la cinta de correr, estás llevando a cabo una rutina que se enfoca más en el cardio, y por lo tanto vas a quemar muchas calorías y energía. Por esto, también es necesario consumir suficiente líquido para mantenerte hidratado, además, evitas que se generen calambres en tu cuerpo por el ejercicio.

No aumentar la intensidad del entrenamiento

Después de realizar una rutina constantemente, tus músculos suelen acostumbrarse y requieren de un cambio de intensidad o velocidad para que puedas obtener todos los resultados que deseas.