motivacion-perder-peso

La constancia y disciplina son elementos importantes para realizar cualquier actividad o lograr cualquier meta, pero a veces falta un tercer elemento que es muy importante mantener, más aún cuando el plan es cambiar nuestra apariencia. Si entiendes esta problemática, aquí encontrarás toda la información relacionada a cómo mantener la motivación para bajar de peso.

Tips para aprender a cómo mantener la motivación para bajar de peso

Muchas veces al querer perder peso, nos rendimos, consideramos que los resultados obtenidos hasta la fecha son inútiles, antes de seguir realizando el esfuerzo, preferimos abandonar, la razón detrás de esa decisión es debido a falta de motivación.

Sí como seres humanos siempre actuamos en base a motivaciones, ya que si alguna actividad no es de nuestro agrado o interés cumplir la misma será una tarea imposible de lograr, si quieres gozar de una excelente figura corporal, aquí te brindamos un plan que te ayudará a estar motivado pero además te asegura resultados:

  1. Lo primero es organizar un calendario, con un plan para adelgazar que marque claramente su inicio y su fin. Cuando tienes una fecha máxima para cumplir objetivos, es sencillo sentir esa presión y obligación de avanzar paso a paso. Cuando registras tus avances, te darás cuenta que lentamente llegas a tu meta, esto te permitirá mantenerte motivado.
  2. Un consejo para aprender a mantener la motivación para bajar de peso es registrar nuestros resultados. Una vez a la semana, no vas a entrenar, ni realizar tus ejercicios, pero vas a realizar cálculos, compara tus medidas, peso, índice de masa corporal, entre otros. Tras ello los comparas con la semana anterior, te darás cuenta que poco a poco el cambio es real.
  3. Otro problema a la hora de adelgazar es la alimentación, la dieta para perder calorías se caracteriza por ser bastante aburrida, dando por resultado que se aborrezcan los alimentos con rapidez. En dicha situación te aconsejamos planear un menú que vayas cambiando cada semana, para así seguir disfrutando de las comidas.
  4. La innovación a la hora de comer también es importante, si ya tienes tiempo en dieta, es posible que con el paso de las semanas tu menú pierda su atractivo, inclusive aunque lo rotes de forma constante. En dicha situación te invitamos a cambiar la receta un poco. Experimentar te permitirá conocer nuevos sabores, siempre y cuando la cantidad calórica sea la correcta no habrá inconvenientes.
  5. Es importante que en ocasiones te des tus gustos, sí, adelgazar es una tarea que exige constancia y disciplina, pero una vez cada tres semanas puede realizar un pequeño capricho, como comer algún dulce o algo que no está en tu dieta. Aunque te recomendamos que adquieras productos bajos en caloría, por ejemplo algún chocolate bajo en calorías es una excelente opción si extrañas el azúcar.
  6. Es importante que empieces a premiar tus esfuerzos, no necesariamente debe ser comiendo. Vamos a brindarte un caso práctico, digamos que en tres semanas has logrado adelgazar 5 kilogramos. En base a tus actividades puedes ir y comprarte algo que quisieras, por ejemplo un abrigo, calzado, un día en el spa, entre otras cosas.
  7. Una de las mejores formas sobre cómo mantener la motivación para bajar de peso es el trabajo en equipo, la razón es simple, muchas veces al realizar una actividad solo tiende a conllevar a la falta de dinamismo y/o empatía. Pero si tienes a alguien que tiene el mismo propósito que tú, será fácil, podrán apuntarse a un gimnasio juntos, compartir su rutina, entre otros.
  8. La rutina de ejercicios es otro elemento importante, cuando realizamos el mismo programa una y otra vez es posible que termines por sentirte aburrido, si quieres mantener el dinamismo y motivación, te recomendamos que cada quince días realices actividades físicas distintas. Por ejemplo, en vez de ir al gym, sal a trotar. El objetivo no es entrar en la monotonía
  9. Nuestro último consejo para mantener la motivación, es tener metas realistas, no puedes exigir por ejemplo a adelgazar 20 kilos en 2 semanas. Ya que esto conlleva a que notarás una falta de resultados de manera inmediata y te vas a desmotivar. Así que planifica primero en base a un objetivo simple, es mejor ir despacio que forzarte a realizar dietas o planes que tu organismo no podrá soportar.

Por cierto, a modo de consejo, queremos mencionar que hay ocasiones que lo que marca la balanza no es tan determinante, es decir, nuestro peso puede variar hasta un máximo de tres kilos durante el día. Esto es debido a una serie de factores por ejemplo, comer de más, beber líquido, la ropa que estamos utilizando, entre otros.

Si hay ocasiones en la cual crees que tus esfuerzos no han dado frutos, pierdes la motivación, te aconsejamos que tomes fotos del proceso en todo momento, hagas una comparativa visual de cómo te veías hace unos meses, tras ello compara resultados con tu apariencia actual.

Lo bueno de realizar una rutina de ejercicios, dieta, bajar de peso, es que nuestro organismo tendrá cambios positivos en todo sentido, notarás que tienes más energía que antes, que has entrado en un ritmo de vida mucho más sano, que puedes realizar actividades que antes eras incapaz. La última palabra la tiene el espejo, la percepción que hagas lucir a los demás, así que no te desmotives si aún no alcanzas ese peso ideal, porque tu figura y apariencia sí se hará notar de una forma mucho más simple, aunque eso no significa que debas dejar la el ritmo de vida fitness.