Si te encuentras haciendo ejercicios recientemente y quieres probar entrenar con la cinta de correr, pero no sabes cómo utilizarla, no te preocupes que, a continuación, te vamos a explicar cómo usar la cinta de correr y los mejores consejos para tu entrenamiento.

¿Cómo usar la cinta de correr para tus entrenamientos?

Si te preguntas cómo usar la cinta de correr para entrenar los miembros inferiores de tu cuerpo, podemos decirte que el utilizar esta máquina de ejercicios es algo interesante y genial. Por esa misma razón, si quieres iniciarte en ella te vamos a presentar algunos tips y consejos si es primera vez que vas a utilizar este equipo de entrenamiento.

Si te gusta mucho hacer ejercicio de correr o también conocido como running en el exterior, sea esto sobre las carreteras o subiendo una montaña eso es genial, sin embargo, no siempre se da la oportunidad de hacerlo, y para eso está la cinta de correr.

Paso a paso para utilizar la cinta de correr

Si es tu primera vez en el uso de la cinta de correr, estos pasos que te indicamos a continuación te ayudarán tanto en tu primer entrenamiento como en los siguientes. Los pasos son:

Primero: Ajustar la cinta de correr

Lo más correcto es que la primera vez que procedas a entrenar en la cinta de correr lo hagas en llano, aunque la máquina llegue a disponer de la opción de pendiente. Esto significa que no eleves la base de la cinta para realizar tu primer entrenamiento, hazlo como si estuvieras corriendo sobre asfalto.

Segundo: Dale al inicio rápido

De esa forma podrás ir aumentando fácilmente la velocidad de trote de la máquina y puedes subirte a la máquina sin problema alguno, ya que la velocidad de inicio es lenta. Puedes sujetarte de las barras laterales para mantener el equilibrio.

Tercero: Aumenta la velocidad y adapta tus pasos a la misma

El siguiente paso que debes realizar es aumentar la velocidad y adaptar tus pasos a la misma. Al comienzo, puedes empezar a una 3 Km / h (Kilómetros por hora), posteriormente puedes aumentar a 5 Km / h cuando ya mantengas el ritmo. En los siguientes entrenamientos puedes ir adaptando la velocidad de la máquina a los entrenamientos que realices.

Cuarto: Suéltate cuando te sientas seguro y estable

Al momento de que tengas la práctica de correr en la cinta, puedes irte soltando de las barras laterales o delanteras y adoptar una postura adecuada para continuar con el entrenamiento.

Quinto: Aumenta la velocidad cuando desees

Llegado a este punto, puedes ir aumentando la velocidad de la cinta de correr cuando lo desees o veas que es conveniente. De esa manera estarás incrementando la velocidad de carrera y te podrás ir adaptando a otras velocidades.

Sexto: Mantén la vista al frente siempre

El mantener la vista al frente en todo momento es uno de los mejores consejos que puedes seguir cuando estás entrenando en la cinta de correr por primera vez. Por medio de esto, estarás evitando marearte o en su defecto despistarte y girar la postura a un costado.

Séptimo: Baja de la cinta con suavidad pero a la vez con firmeza

La primera vez que comiences a entrenar en la cinta de correr al puede que sientas un poco de mareo a la hora de bajarte de la máquina. Puedes llegar a sentir incluso como cuando te bajas de un coche y pareciera que todavía te encuentras en la carretera. Para quitarte esto, solo tienes que estar parado(a) en un lugar plano por 1 o 2 minutos y cuando sientas que la sensación ha desaparecido caminar despacio.

Si sigues cada uno de estos pasos estarás poco a poco adaptándote a la cinta de correr y más adelante ya serás un(a) experto(a) en esta máquina de ejercicio.

¿Qué entrenamiento seguir con la cinta de correr?

Si tienes tiempo entrenando en ella, pero quieres establecerte un ritmo de entrenamiento básico, puedes iniciar con un entrenamiento básico de unos 40 minutos. Es importante que tengas un plan de entrenamiento adecuado para tu condición física. Las sesiones serían de la siguiente manera:

Realizando estos entrenamientos estarás manteniendo un ritmo adecuado básico, pero como te lo comentamos tienes que tener un plan de entrenamiento adecuado a tu condición física. Nunca tomes como referencia el plan de ejercicio de otra persona, ya que los cuerpos y las condiciones físicas no son las mismas.

Consejos antes de entrenar en la cinta de correr

Es de gran importancia que sigas ciertos consejos para comenzar con un entrenamiento en la cinta de correr, para que lo puedas hacer de manera adecuada y mantengas una excelente condición física. Algunos de los consejos que debes tener en cuenta son los siguientes:

Realizar estiramientos

Es importante que hagas estiramientos y un calentamiento previo antes de comenzar a realizar tus ejercicios en la máquina de correr, de esta manera estarás evitando tener una lesión.

Buena hidratación

Esto es muy importante que lo tengas en cuenta tanto al comienzo del entrenamiento como al finalizar el mismo, no obstante, durante el mismo también. Por esa misma razón es recomendable que se tenga una botella de agua a la mano para que la puedas beber durante tu entrenamiento.

Aplicar una buena técnica

Si deseas practicar algún tipo de deporte de manera segura en las cintas de correr, es necesario que adoptes una postura ideal. La cual es la misma que mantienes en la calle, es decir, mantener la espalda recta o ligeramente inclinada hacia la parte de adelante y con tu vista al frente.